Aquí en Apaseo el Alto pudo ser Tenochtitlan

Transcurre el 1 Técpatl, que corresponde al año 1116 de nuestra Era, algunas tribus abandonaron su patria, Aztlán; el lugar mítico de la blancura o de las garzas, una lejana isla al norte de México…iban buscando la señal que su dios Huitzilopochtli había señalado para fundar la ciudad del Imperio Mexica; un islote en tierras cenagosas en cuyo centro debería encontrarse un águila sobre un nopal, devorando una serpiente… Así se puede resumir la leyenda más mexicana de cuantas se narran entre nuestra gente, la leyenda que dio origen al nombre de nuestro país y de su símbolo nacional.

Pero, ¿Qué relación tiene ésta leyenda con el pueblo de Apaseo el Alto? Sin poder precisar desde cuando, pobladores de nuestra Villa aseguran que ¡Aquí se iba a fundar Tenochtitlan! y como dicen que las leyendas tienen algo de cierto, es necesario que echemos una mirada a las crónicas de los historiadores para conocer la razón de lo que nuestros antepasados aseguraban.

Wigberto Jiménez Moreno señala que los Mexicas formaban un solo grupo desde su partida de Aztlán, cuyo lugar se ubicaba en la isla de Mexcaltitán, una albufera en la costa de Nayarit. Al salir de Aztlán, una isla que todavía existe y que significa “lugar de garzas” o “lugar de blancura”, la tribu remontó el río San Pedro, cercano a Mexcaltitán; por éste río cruzaron tierras del actual estado de Durango, hasta las inmediaciones de la población Nombre de Dios, lugar al que penetraron sin problemas.

Cuando los Mexicas llegaron al territorio duranguense, cambiaron de rumbo hacia el sureste, recorriendo territorios de la cultura mesoamericana. Pasaron por Chalchihuites, continuaron rumbo a Fresnillo y posteriormente ocuparon La Quemada. De ahí partieron hacia Aguascalientes y siguieron una ruta hacia el noroeste de Jalisco; al llegar a la zona del lago de Chapala, cambiaron en dirección al oriente; pasaron por Pátzcuaro y de ahí hacia el norte, en lo que ahora es el Estado de Guanajuato, pasando en las cercanías de Acámbaro y Coroneo. Penetraron hacia Querétaro y posteriormente tomaron la ruta que pasando por Tula los condujo hacia lo que sería la Gran Tenochtitlán.

Por su parte Paul Kirchhoff, propone la ubicación de Aztlán en el sur del Estado de Guanajuato, entre Yuriria y Cortazar, suponiendo que el mítico lugar era uno de los sitios de Chicomoztoc, cuyo principal centro -Culhuacán- podría ubicarse en las cercanías del cerro del Culiacán.

En relación con las distintas versiones indígenas de la migración de los Mexicas, Kirchhoff supone que fueron dos grupos principales los que formaron la migración: los mexitin -Mexicas-, procedentes de Zacatecas, Tonallan y Pátzcuaro, que al pasar por Aztlán se les integró un segundo grupo, el de los atlacachichimecas, emancipándolos de los Aztecas chicomoztoques que les cobraban tributos; de allí se dirigieron hasta La Cueva en donde se establecieron algunos años, luego se ubicaron en las inmediaciones de La Presita -en donde se asegura alguna vez estuvo nuestro pueblo de Apaseo el Alto-, para después tomar la ruta por Tula hacia Chapultepec y finalmente el sitio donde se fundaría Tenochtitlán.

Tanto Jiménez Moreno como Paul Kirchhoff coinciden en que el peregrinar de las tribus tuvo su paso obligado por el sur del Estado de Guanajuato, área geográfica a la que pertenece nuestro pueblo. Esa coincidente aseveración de los historiadores, debió fundamentarse en alguna crónica que nuestros antepasados contaron y que cobró fuerza cuando los habitantes de nuestro pueblo mostraron las evidencias de su narración.

Nuestros abuelos han venido difundiendo de generación en generación, que aquí en Apaseo el Alto se paró el águila que según la leyenda Mexica, era la señal para que se establecieran y fundaran la capital de su imperio.

El Profesor Antonio Mandujano Escutia, antiguo Cronista de la ciudad fue quien más apasionadamente divulgó esta bella, tan popular y ante todo tan mexicana leyenda. He aquí su versión:

“…entre los siglos XI y XII de nuestra era, al pasar restos de las tribus nahuatlacas y sobre todo la Mexica, en busca de la tierra prometida por su dios Huitzilopochtli; despertaron de su sueño eterno y habiéndose mezclado a esta raza inquieta, se unieron a una nueva etapa cultural cada día más pujante. Los miembros del grupo que formaban esos restos de una de las tribus nahuatlacas, no olvidando las obligaciones que tenían de dar aviso inmediato a sus jefes sobre el hallazgo de las señales que deberían encontrar para establecerse, de acuerdo con su mandato divino; pero al ir a dar aviso, los otomíes no estando enterados de las promesas del dios de los Mexicas, espantaron el águila posada en un nopal, devorando una serpiente, que encontró abajo de la Peña del Caballo…”

Y termina su relato asegurando lo que nuestros antepasados han venido asegurando: Que si no han espantado el águila, ¡Aquí se hubiera fundado la ciudad de México Tenochtitlan! Como testigo mudo de estos acontecimientos y para que los incrédulos aumenten su asombro, al sureste de Apaseo el Alto, en las inmediaciones de la Peña del Caballo, está la Peña del Águila, monumento pétreo que los dioses mexicas dejaron para que por los siglos de los siglos, se recuerde que.

¡¡ Aquí, en Apaseo el Alto pudo ser Tenochtitlán !!

Si te interesa adquirir el libro de narraciones y leyendas del Autor deja un mensaje o comentario y te comunicaremos con él para que puedas conocer las opciones disponibles ahora para adquirirlo.

Este artículo es propiedad de su autor, el historiador de Apaseo el Alto: Francisco Sauza Vega. El texto original se incluye en la recopilación: “Apaseo el Alto, sus cuentos, costumbres, tradiciones y leyendas”, publicado en 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑